Páginas vistas en total

domingo, 23 de febrero de 2014

5ª etapa Almadén de la Plata-Cazalla de la Sierra

18 de febrero de 2014

Distancia: 45,03 km.
Desnivel+: 743 m.
Desnivel-: 642 m.
Tiempo total de marcha: 10h. 40 m.
Media total: 4 km./h.
Señalización: Buena
Valoración: 7,5


Almadén de la Plata
Larga etapa entre estas dos poblaciones de la Sierra Norte de Sevilla, es posible reducirla dejando algún coche en medio, sobre el río Viar, pero hay que hacerlo desde Cazalla de la Sierra, desde Almadén de la Plata es imposible acceder con un coche normal hasta el río Viar, aunque si es posible con todoterreno. Es la única forma de recortar los 45 kilómetros de la etapa.



Salimos dirección este por una amplia pista que sigue paralela al Arroyo de las Calzadillas, un panel indica la dirección del Centro de Visitantes del Cortijo del Berrocal.
Arroyo de las Calzadillas
 Seguimos la amplia pista, el sonido del agua del arroyo nos acompaña un trecho del camino, un milano negro revolotea sobre nosotros como si invadieramos su habitat, el ganado aprovecha las frescas hierbas crecidas con las últimas lluvias y la tranquilidad y el sosiego del entorno marcan el ritmo de la vida en estos parajes. El romero comienza a florecer mezclando el azul con el verde en una extraña composición.


 Por el camino hay vados de hormigón que han sido arrastrado por la fuerza de las aguas en algún momento de fuertes riadas. La encina y el alcornoque son los árboles que predominan en la zona aunque todavía se ven algunos eucaliptos, la jara y las adelfas que crecen junto a los arroyos predominan entre el matorral. La sierra se encuentra asegurada ante los incendios por una gran cantidad de cortafuegos que marcan trazas como si de una pintura se tratara.
Cordel del Pedroso
 

Llegamos al Cordel del Pedroso, acabamos de cruzar el arroyo de Calzadillas que nos abandona dirigiendose hacia el sur. Seguimos el cordel en un suave ascenso hasta un alto, en el descenso tenemos a la vista el Cortijo de los Palacios, en sus inmediaciones se encuentra el Dolmen de los Palacios, para verlo hay que acceder desde el camino por una puerta sin candado.

 

A lo lejos alcanzamos a ver el Embalse de los Melonares, lugar al que nos dirigimos, pasamos el Cortijo del Viar, y llegamos hasta la cola del embalse sobre el río Viar, que cruzamos por un puente.
Puente sobre el río Viar
 Al otro lado hacemos un descanso para reponer. Continuamos bordeando la cola del embalse, cruzamos el Arroyo del Tamujar por un vado y comenzamos un largo ascenso entre un pinar por una pista en muy buenas condiciones.
Vista del embalse desde la sierra
 Desde lo alto de la sierra hay unas espectaculares vistas del embalse. El camino continua al llegar al alto por buena pista donde podemos llevar buena media y donde hay que mirar el reloj para ajustar la distancia al tiempo.
Cortijo del Cincho
 Pasamos el bonito Cortijo del Cincho con unas grandes cochineras para la cria de ganado porcino, desde aquí volvemos a ver grandes dehesas donde el ganado disfruta de amplitud de espacio y donde vuelve a predominar la encina y el alcornoque.
Cochineras
 Llegamos a una vieja carretera que seguimos durante unos kilómetros, dejamos a la derecha el pequeño embalse de la Atalaya, y a la izquierda el Cortijo de Llano Moreno, poco antes de desviarnos a la derecha hasta llegar al Arroyo del Tamujar que remontamos, a veces por su margen derecha y a veces por la izquierda, aunque esta zona se encuentra poco marcada no debemos desviarnos del arroyo hasta alcanzar de nuevo la carretera.


Cerdos en la Dehesa
 
Dehesa
 
Semental en la dehesa
 
Remontando el Arroyo del Tamujar
Dejamos de nuevo la carretera ahora desviandonos a la izquierda para descender junto a una bonita casa de campo hasta llegar a un cruce de la carretera que se dirige al Pedroso. Tomamos esta carretera unos metros y un sendero a la izquierda que cruza el arroyo Matajudios y seguimos un sendero entre jaras y chaparros hasta alcanzar de nuevo la carretera.



Seguimos por ella, pasamos el Lagar de Miradores teniendo Cazalla a la vista, dejamos un desvio a la izquierda que se dirige al Real de la Jara y entramos en Cazalla por una de sus calles que va a salir a una avenida principal junto a la Iglesia de San Benito, hoy convertido en alojamiento rural.
Iglesia y convento de San Benito
 Hay que tomar a la derecha para seguir el camino y a la izquierda si queremos ir al centro de la ciudad. Tomamos unas tapas junto a unas cervezas en el primer bar que encontramos antes de dirigirnos al hotel Vega de Cazalla donde toca pasar la noche, un bonito hotel rural aunque un poco alejado del centro pero merece la pena. Despues de la ducha nos dirigimos al pueblo donde encontramos la Bodega "Que me dejes" donde cenamos a base de tapas, un buen sitio donde el dueño nos trató magnificamente. Cuando terminamos la cena y un partido de futbol de nuevo al hotel, mañana siguiente etapa.

Alojamiento: Hotel Vega de Cazalla rel. calidad/precio 8
Cena: Bodega "Que me dejes" rel. calidad/precio 8
Desayuno: Hotel Vega de Cazalla rel. calidad/precio 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario